galletas-de-mantequilla-sin-gluten

Recuerda que la calidad en los ingredientes es muy importante, ya que nos darán un toque más sabroso, en este caso la calidad de la mantequilla es importante.

Aconsejo experimentar con diferentes ingredientes para buscar el mejor toque final.

Ingredientes para Galletas de mantequilla sin gluten

 450g de harina de maíz amarilla molida,
250g de mantequilla, (Esperar un poco después de sacar de la nevera)
200g de azúcar,
1 huevo,
1 pellizco de sal.

 

Preparación

En el primer paso empezaremos batiendo la mantequilla junto con el azúcar, en mi caso utilizo una batidora pero también se puede hacer manualmente con un toque de paciencia pero al final merecerá la pena, lo hacemos hasta que tenga un tono blanquecino y le agregaremos el huevo ya batido.

En el siguiente paso mezclamos la harina de maíz con un pellizco de sal y lo agregamos a la masa anterior, utilizamos o revolvemos hasta hacer una masa.

Ahora lo ponemos en un sitio plano con harina para amasarlo y hacer una bola con las manos.

Cuando ya esté bien amasado, aplasta la bola para que quede plana con el grosor que te gustaría que quieres en tus galletitas.

Si hace mucho calor puedes envolver la masa con un plástico especial… y meterla 15 minutos en la nevera. Así también será más fácil de manipular a la hora de crear la forma de nuestras galletas.

Es importante tener cortadores, ya que es muy práctico a la hora de hacer la forma de las galletas.

Si lo haces manualmente, utiliza la imaginación para crear divertidas formas y vete moldeando la masa y aplastándola hasta gastarla toda.

También puedes crear bolitas más pequeñas y aplastarlas por separado para hacerlo de forma más práctica.

Ahora ya podemos ir preparando el horno, para ello vamos precalentando a una temperatura de 180 grados.

Ponemos un papel especial para que no se peguen en el horno y las dejamos horneando aproximadamente 20 minutos, hasta que veamos que van cogiendo un toque dorado pero sin pasarnos.

Déjalas enfriar una vez que salgan del horno a disfrutar de unas ricas galletas de mantequilla.